Oficialmente en Abadía Retuerta solo producimos un vino blanco del que estamos particularmente orgullosos. Pero, puertas adentro, las elaboraciones experimentales de nuestro enólogo Ángel Anocíbar también contemplan probar cosas nuevas en este capítulo. Este verano te animamos a que pruebes el GW 2018 de la serie Winemaker’s Collection

GW es la manera en que abreviamos gewürztraminer, una variedad de uva blanca cuyo nombre es tan difícil de pronunciar al principio como fácil resulta reconocer el vino que con ella se elabora. Y es que su gran intensidad aromática nunca pasa desapercibida. En su juventud es una explosión de notas florales y de hierbas; pero a medida que evoluciona en botella van apareciendo notas especiadas e incluso amieladas.

La uva. La gewürztraminer es una variedad típica centroeuropea. Su gran feudo es la región francesa de Alsacia, pero también se cultiva con cierta amplitud en distintas regiones alemanas como el Mosela, Pfalz o Baden y en el norte de Italia. Se cree que es una mutación de la savagnin rosé y, de hecho, sus granos tienen un característico color rosado que hace que sea también muy fácil de reconocer en la viña. En España, la zona en la que se ha aclimatado mejor es Somontano, en Huesca, pero ahora tiene un pequeño feudo en tierras del Duero, en la finca de Abadía Retuerta.

Gewurztraminer variety

La GW de Retuerta. La gewüztraminer se plantó junto con algunas cepas de riesling, otra variedad centroeuropea acostumbrada a climas frescos, en una de las parcelas más altas de la finca. El viñedo se llama Plaza de Toros, está situado a 810 metros de altitud y se caracteriza por su suelo calizo. La gewürztraminer es la primera variedad que se vendimia en Abadía Retuerta.

Mapa

Es curioso que, aunque la primera intención de Ángel Anocíbar fue elaborarla en versión dulce, la calidad de las experiencias en seco le animaron a convertir el GW en una de las propuestas habituales de la gama Winemaker’s Collection. Es, oficialmente, nuestro “blanco secreto”.

Cómo se elabora. Lo habitual es fermentar las uvas de gewürztraminer con los pocos racimos de riesling que cultivamos en la misma parcela, aunque en la cosecha 2017 se utilizó algo de sauvignon blanc y se hizo una versión con menor graduación alcohólica. En alguna cosecha concreta como 2013, la variedad jugó también un pequeño papel en el ensamblaje de Le Domaine con idea de aportar complejidad.

Qué hace especial al GW 2018. Teniendo en cuenta que la gama Winemaker’s Collection está siempre abierta a la experimentación, en esta añada Ángel Anocíbar jugó con una breve maceración con las pieles para extraer más carácter aromático si cabe, pero también para dar algo de volumen, complejidad y persistencia al vino. Si os fijáis bien en la copa, veréis que este proceso ha cedido uno bonitos reflejos rosáceos al vino.

Gewurztraminer 2018

Son muchos buenos motivos para que os animéis a descorchar una botella de Abadía Retuerta GW 2018 este verano.

Recuperamos el huerto de los monjes
Este verano ven a Abadía Retuerta LeDomaine a ver, oler y sentir