Mucho por lo que brindar

Levantamos la copa para desearos lo mejor en este nuevo año y recordaros que, pese a las dificultades con las que nos hace convivir la pandemia, Abadía Retuerta se ha consolidado en 2021 como uno de los grandes destinos de experiencias de España. En 2022 os esperamos con más energía que nunca.

Los reconocimientos que hemos recibido este año nos ayudan a seguir trabajando para que cualquier visita a nuestra finca situada a orillas del Duero se recuerde como un momento único. En 2021 nos eligieron como mejor destino experiencial entre los más de 400 hoteles de 80 países que integran la colección Leading Hotels of The World. El premio “Remarkable Experiencies” valoró la variedad y singularidad de las propuestas que ofrecemos a nuestros huéspedes. La gran mayoría de ellas las hemos ido contando en detalle a lo largo de los últimos años en este blog.

Y, de vez en cuando, nos sacamos un as de la manga. Como el concierto de Efecto Mariposa que inauguró las noches de verano de la terraza de Calicata Terroir Bar. Fue uno de los momentos del año en Abadía Retuerta.

Junto a las experiencias, la oferta gastronómica, cada vez más orientada a una cocina de proximidad que refleje el territorio, es otra de las nuestras prioridades. Por eso nos sentimos particularmente orgullosos de haber revalidado para el restaurante Refectorio no solo la estrella Michelin que conseguimos en 2014 y que avala la calidad del servicio y de los platos del chef Marc Segarra, sino también la estrella verde que reconoce el compromiso con la sostenibilidad y la aplicación de prácticas respetuosas con el medioambiente.

El trabajo brilla más si cabe en el contexto de una región cada vez más orientada a la creación de propuestas gastronómicas de calidad que ha dado lugar a tres restaurantes estrellados en la que se conoce como Milla de Oro del valle del Duero. A Refectorio se han unido en los últimos tiempos Taller, en Bodegas Arzuaga, donde oficia Víctor Gutiérrez, y Ambivium, a los mandos del chef Cristóbal Muñoz en la bodega de Peñafiel Pago de Carraovejas. La unión de los tres en el grupo N-122, que toma el nombre de la carretera central que recorre la región, da una relevancia inusitada a la zona y se convierte en un poderoso imán para atraer visitantes interesados por el paisaje, el vino y la alta restauración. Que esta iniciativa haya sido premiada como “Mejor experiencia enoturística” en la última edición de los IWC Merchant Awards Spain nos reafirma el camino emprendido.

La guinda final ha sido a el reconocimiento de Abadía Retuerta LeDomaine como “Mejor hotel enoturístico” en estos mismos galardones que vienen avalados por su prestigio internacional. No se puede acabar mejor el año.

 

 

Su privacidad es importante para nosotros.

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia al visitar nuestras páginas web: las cookies de rendimiento nos muestran cómo utiliza esta página web, las cookies funcionales recuerdan sus preferencias y las cookies de orientación nos ayudan a compartir contenido relevante para usted.

Solo Cookies necesarias