Estuches personalizados

Abadía Retuerta guarda celosamente una cantidad de botellas de cada vino y añada. Estas botellas pasan a formar parte de la reserva estratégica de la bodega.

El objetivo es poder observar, valorar y disfrutar del crecimiento y maduración del vino en botella durante el mayor número de años posible.

Una limitada cantidad de estas botellas se ponen a la venta cada año.

Se trata de vinos que ya son muy difíciles de encontrar fuera de la bodega, vinos que prácticamente no existen.

Verdaderas joyas que son testigo de la historia de Abadía Retuerta.