Este verano tenemos una propuesta muy especial que ofreceros en Abadía Retuerta. Tres versiones distintas del vino de moda: desde el pálido casi provenzal hasta el clarete histórico de la Ribera del Duero pasando por un equilibrado estadio intermedio. Para probarlos tendréis que venir a visitarnos o adquirirlos a través de nuestra tienda online.

Los vinos rosados están experimentando un crecimiento imparable en los últimos años hasta el punto de convertirse en una de las categorías más dinámicas del mercado. La moda ha estado impulsada por los franceses, que no solo son unos grandes apasionados, sino también sus mayores productores y consumidores. Por algo pueden presumir de tener la región que más claramente se asocia a este estilo: la Provenza.

Sin embargo, en España tenemos nuestras propias tradiciones. Lo bueno de esta tendencia internacional es que muchos productores están explorando la historia rosada de sus respectivas regiones y las posibilidades que la climatología y variedades locales pueden aportar a esta categoría.

Por partida triple

Con la inquietud que caracteriza a nuestro enólogo Ángel Anocíbar (solo en 2018 ha realizado 38 experiencias distintas de fermentación en barricas abiertas), era cuestión de tiempo que se pusiera a experimentar con los rosados. Pero lo que hace realmente diferente su propuesta es que plantea una visión multidimensional de las posibilidades que ofrece la tempranillo, la gran uva tinta del Duero, trabajada en clave rosada.Summer and Wine

El resultado son tres vinos que han pasado a formar parte de la serie Winemaker’s Collection y que podrán probar y comprar todos los aficionados que nos visiten estos días.

Summer and wine

Hasta el 31 de agosto además, ofrecemos una actividad específica en torno a este interesante trío con nuestro particular Summer and wine. Os recibimos en bodega para seguir con una cata comentada de aproximadamente una hora de duración, en la que se detallarán las particularidades de cada uno de ellos y la manera en la que se reflejan en la copa a través del color, el aroma y la mayor o menor estructura en boca. Una experiencia tan didáctica como divertida.

También la podéis reproducir con amigos en casa adquiriendo los vinos en nuestra tienda online. Aquí proponemos el orden de servicio ideal y damos unas pinceladas de cada uno de los rosados para que os sirvan de guía.

Abadía Retuerta Tempranillo Rosé 2017. La tempranillo procede del Pago Cascajera, con suelos de arenas y gravas situado entre los 750 y 760 metros de altitud. Su elaboración se inspira en los rosados provenzales, con un rápido estrujado de la uva y poniendo el mosto a fermentar sin apenas maceración para que haya muy poca cesión de color. Se busca el carácter fragante y floral de los pétalos y frutas rojas con leves anisados de fondo. En boca manda una acidez vibrante y una estructura más liviana de la que se espera habitualmente en una tempranillo de Duero. Para beber sin cansarse y apto para tomar con o sin comida en cualquier momento del día.

Abadía Retuerta Tempranillo Rosado 2017. Mantenemos la misma parcela de origen y la misma variedad de uva, nuestra querida tempranillo, pero en la elaboración la maceración con pieles llega hasta las cinco horas lo que permite conseguir un color algo más intenso y también una impronta más clara de la variedad y el terruño. Hay más peso de frutas rojas bien jugosas y un poco más de estructura en el paladar. Un estilo más cercano a los rosados habituales que se consumen en España y que permiten acompañar infinidad de platos de nuestra gastronomía de verano.

Abadía Retuerta Tempranillo Clarete 2016. El clarete es una tipología tradicional de Ribera del Duero; era el vino más abundante en la zona antes de la constitución de la denominación de origen y su viraje hacia el mundo de los tintos. Ángel Anocíbar ha intentado recrear el vino que harían los monjes de la abadía, fermentado y criado en barrica y con más presencia de los hollejos en su elaboración. Este planteamiento nos lleva a una añada anterior, 2016, y a un vino que combina la fruta con notas cremosas del roble y con una estructura notablemente más marcada que la de sus dos compañeros anteriores. Un perfecto y refrescante acompañante para los platos a base de carne de este verano.

Un paseo por el Jardín Museo
Barbacoa en la piscina con Selección Especial 2015

Uso de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies