LeDomaine, más cercano y disfrutable en su nueva temporada

15/02/2018

A finales de mes nuestro hotel reabre sus puertas para ofrecer la mejor estancia posible a quienes visiten las tierras del Duero. Este año, además de mimar a nuestros huéspedes, ofrecemos fantásticos servicios de día alrededor del spa y de nuestros restaurantes.

¿Aún no conoces a nuestro spa sumiller? Es una figura única y una forma diferente de experimentar todo lo que Abadía Retuerta tiene para ofrecer: vinos, espacios de disfrute, naturaleza, paisaje, bienestar…

Vinos, aromas y descanso

Te dará a oler y a probar tres vinos y te pedirá que elijas cuál es tu favorito. Luego relacionará el vino que te haya gustado más con un tratamiento concreto y utilizará un aceite que incluye elementos aromáticos comunes a los que se encuentran en el vino.

Por ejemplo, si te quedaste prendado de nuestro blanco Le Domaine, te proponemos un tratamiento refrescante y estimulante a base de aceites vegetales de almendras y nuez de albaricoque, ideal para personas con pieles sensibles y delicadas. Estas correspondencias no nos las hemos inventado nosotros sino que se basan en la teoría de los cinco elementos de la medicina tradicional china que organiza los fenómenos naturales en cinco grupos y los relaciona con el cuerpo, la mente y el espíritu.

Tratamiento de manos

Ritual de pies

Este servicio ya no es exclusivo de los huéspedes del hotel sino que está abierto a todos aquellos que apreciéis la tranquilidad y los placeres de este pequeño paraíso a orillas del Duero.

El programa de día de nuestro spa, que, por supuesto, incluye el acceso a la piscina, jacuzzis y el reto de instalaciones, así como un ritual de pies como bienvenida es una de las novedades más atractivas de esta temporada en Le Domaine.

Gastronomía en una abadía del siglo XII

Junto al hotel, nuestros restaurantes Vinoteca y Refectorio, este último con su flamante estrella Michelin, vuelven a abrir sus puertas a todos los visitantes que quieran disfrutar con una oferta algo más sofisticada con respecto a la cocina tradicional vallisoletana.

Restaurante Estrella Michelin

En ambos casos trabajamos con productos de la tierra pero con un enfoque distinto. De ambiente más informal, el restaurante Vinoteca es perfecto para ir con amigos, probar vinos por copas y compartir platillos y raciones. Puede ser el colofón perfecto a una visita a la bodega y a la abadía.

El restaurante Refectorio es una propuesta más sosegada, con una gastronomía elaborada y sofisticada a la altura de esa estrella Michelín. El marco es único, ya que podréis comer en el mismo espacio en el que lo hacían los monjes de la abadía solo que varios siglos después y con todas las comodidades de uno de los hoteles más exclusivos de Castilla y León.

Nos vemos muy pronto en tierras del Duero.