Tras unas celebraciones navideñas en las que siempre es difícil evitar los excesos, la directora del Spa Santuario LeDomaine nos cuenta sus secretos para volver a la rutina y desvela las novedades más importantes que se podrán disfrutar en el spa a lo largo de 2020.

A Catia le gusta puntualizar que no es nutricionista y que, por tanto, sus respuestas se basan en la experiencia personal y en su quehacer profesional y están especialmente orientadas al cuidado de la belleza. Esto es lo que le hemos preguntado.

 

 

¿Es importante hacer algún tipo de desintoxicación después de una época de excesos como ocurre con las Navidades en una gran mayoría de culturas?

En mi opinión, hacer una desintoxicación un par de veces al año es muy importante, y después de una época como las Navidades aún más. Pero antes de empezar es vital conocer nuestro estado de salud y contar con la máxima información posible para evitar efectos adversos.

 

¿Cuál es la parte del cuerpo que más sufre los excesos en tu experiencia?

No diría que la piel es la parte del cuerpo que más sufre, pero sí es ¡la que siempre olvidamos! Los excesos repercuten directamente en ella.

 

¿Cuáles serían los consejos de belleza y bienestar más básicos para volver a la normalidad?

Lo más esencial es tener una rutina de belleza. Algo tan sencillo como una limpieza e hidratación por la mañana y por la noche proporcionan una piel visiblemente más sana en muy poco tiempo. Añadir una exfoliación una vez a la semana y un producto de tratamiento por la noche tampoco nos complica demasiado la vida. Fijar una rutina a principios de año es una buena forma de volver a la normalidad y de marcarse un reto de buenas prácticas para el resto del año.

 

Si solo pudiéramos elegir un tratamiento de belleza que nos dejara casi como nuevos en el Spa Santuario LeDomaine, ¿cuál sería?

Sin duda, el Anti-Stress Face & Body Experience. Es un tratamiento de cuidado facial, corporal y de relajación. Añadiendo al tratamiento el uso de nuestras maravillosas instalaciones, en tres o cuatro horas de estancia en el spa se consigue una sensación de renovación y baterías cargadas.

 

¿Qué hábito consideras que es más importante para mantener el bienestar?

Dedicar unos 15 minutos diarios (¡si tenemos 30 minutos, aún mejor!) a la meditación. No hace falta ser experto en meditación, simplemente permitirnos ese tiempo, respirar profundamente y desconectar.

 

¿Qué tres propósitos de Año Nuevo deberíamos poder cumplir sin demasiado esfuerzo en el campo del bienestar?

  • Hacer una sesión de spa más a menudo o, como alternativa, cumplir la rutina de belleza que nos propongamos.
  • Dedicar unas horas a la semana para conectarnos con nosotros mismos, ya sea a través de la música, con un libro, en contacto con la naturaleza o realizando cualquier otra actividad que nos guste.
  • Descansar bien y dormir ocho horas al día.

 

Si pudiéramos volver atrás en el tiempo, ¿qué ingesta o exceso es el que habría que evitar o moderar más y por qué?

Personalmente, no me gusta decir que evitar algo en concreto será mejor o peor porque lo que es bueno para uno no lo es necesariamente para los demás. Por otro lado, sí que creo que es muy importante leer la letra pequeña de lo que compramos. Aunque perdamos un poco más de tiempo en la compra, tomaremos decisiones más sanas y sostenibles. Y esto vale también en el ámbito de la cosmética.

 

¿Nos puedes adelantar alguna novedad del spa en 2020?

La gran novedad de este año será la oferta de servicios con Tibetan Singing Bowls o cuencos tibetanos. No se trata solo de meditación sino también de terapias en cabina utilizando los cuencos. Por otro lado, este año estaremos por primera vez abiertos el día de San Valentín con una oferta específica para enamorados. Y, hablado de combatir excesos, me gustaría destacar dentro de nuestros tratamientos faciales personalizados una nueva versión con los nuevos Intensive Complex Detox de Anne Semonin específicos para desintoxicar las pieles congestionadas.