En vacaciones, nuestros clientes se merecen disfrutar más si cabe. Por eso hemos estrenado algunas experiencias para que su paso por nuestra finca resulte inolvidable. Proponemos jugar con los sentidos: ver las estrellas, sumergirse en el olor de la lavanda y sentir el paisaje como nunca.

Aunque estas propuestas están pensadas para los huéspedes del hotel, también hemos querido que haya una experiencia para todos aquellos que recorren estos días a su aire las tierras del Duero, ya sea en familia o con amigos. La único que os pedimos es que agucéis vuestros sentidos.

Mirando al cielo. En las ciudades cada vez es más difícil contemplar las estrellas. La contaminación lumínica nos aleja del placer de mirar al cielo. Pero por su extensión y ubicación, Abadía Retuerta puede presumir de tener un firmamento perfecto para avistar planetas y constelaciones.

Invitamos a los clientes alojados en Abadía Retuerta LeDomaine a descubrir el fascinante mundo de las estrellas a través de un Telescopio Celestron CPC 1100 GPS que hemos colocado en un lugar muy especial: el Jardín de los Monjes, frente al ábside románico de nuestra iglesia y junto a una zona de chill out. Es una experiencia sin coste alguno, salvo en el caso de grupos alojados en el hotel que la quisieran organizar de manera privada.

Campos de lavanda. Junto al otoño, la floración nos regala uno de los momentos más bellos en el paisaje de Abadía Retuerta. Uno de los colores que marca los campos en esta época del año es el lila intenso de la lavanda que crece en distintos puntos de la finca. Esta propuesta está pensada para grupos que no tienen por qué estar alojados en el hotel.

Experiencia Lavanda

La experiencia empieza con un largo paseo que permite conocer el patrimonio natural de la propiedad y sumergirse en el perfume tan característico de esta planta mientras se recolectan sus flores. Quien lo haga en septiembre además podrá probar distintas variedades de uva directamente de la cepa.

A continuación, se visita la bodega y se reponen fuerzas con una selección de productos locales y tres vinos de la casa: el emblemático Abadía Retuerta Selección Especial y dos vinos de parcela de la gama alta de la bodega. ¿No habrá en alguno de ellos algunos de los olores que se han experimentado en el campo durante la visita de la mañana? El círculo aromático se cierra con la experiencia de las esencias de lavanda, que no son sino los aceites esenciales extraídos de la recolección y destilados en un alambique tradicional.

En un Mini descapotable por el Duero. ¿Estás alojado en el hotel, tienes la tarde libre y te gustaría hacer algo especial? Te proponemos que te pongas al volante del último modelo del Mini Cooper Cabrio y te pierdas con tu acompañante por los caminos del Duero. En el coche encontrarás todo lo necesario para disfrutar de ese periplo entre pinares, campos de flores y viñedos: un mapa de la Ribera del Duero, agua fresca, toallitas húmedas, un spray facial de Evian y, por supuesto, una cesta de picnic para disfrutar de un tentempié en el lugar que más te apetezca.

 

Gewürztraminer : el blanco «secreto» de la bodega
La cosecha 2019 va bien

Uso de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies