Abadía Retuerta planta olivos centenarios procedentes del Grupo Castillo de Canena

19/04/2017

La bodega Abadía Retuerta y la firma de Aceites de Oliva Virgen Extra Premium Castillo de Canena han llegado a un acuerdo de colaboración con un bonito proyecto socialmente responsable, dentro de su plan de política de medidas de respeto por el medio ambiente.

Éste consiste en la plantación de olivos centenarios procedentes del Pago “La Condesa”, del Grupo Castillo de Canena, en el emplazamiento histórico “Prado del Aceite” de la finca Abadía Retuerta. Del mismo modo, y tras esta jornada dedicada a la plantación de olivos centenarios, la bodega cederá cepas de viñas de sus pagos más emblemáticos, Pago Negralada y Pago Valdebellón, así como plantas del viñedo pre filoxérico del siglo XIX, para ser plantadas en la finca propiedad del Castillo de Canena en Jaén.

La iniciativa tiene como finalidad compartir los “activos naturales” de ambas firmas para enriquecer y favorecer la biodiversidad y el paisaje de sus fincas. Esta actividad forma parte de las medidas de respeto al medio ambiente, el entorno y la recuperación de cultivos tradicionales que profesan las dos compañías desde hace tiempo.

El acuerdo se enmarca dentro de sus respectivos programas de RSC entre dos de las empresas más reconocidas y punteras de España en sus respectivos sectores del vino y el aceite.

Abadía Retuerta y Castillo de Canena comparten los mismos valores e intereses: elaboración de productos naturales y tradicionales, cultivo sostenible, respeto por el medio ambiente, búsqueda de la excelencia en la calidad, numerosos reconocimientos nacionales e internacionales, y ambas disponen de edificios históricos declarados monumentos nacionales en 1931.

La jornada, celebrada el pasado jueves día 6 de abril, contó con la participación de Francisco Vañó, director general de Castillo de Canena, Rosa Vañó, directora comercial y de marketing, ambos propietarios de la firma Castillo de Canena, y María Garrido, ingeniera agrónomo encargada de supervisar la replantación; además de con la de Enrique Valero, director general de Abadía Retuerta, Ángel Anocíbar, director técnico, y Álvaro Pérez, director de marketing y comunicación de la bodega vallisoletana.